“Los relatos fundacionales de la Psicología aluden todos a la aplicación del método. Eso genera la idea de que solo es buena psicología la que sigue determinados métodos, las demás son pseudos, es decir, falsas. A partir de la metáfora de la milonga, trataré de desmontar esa idea -¿errónea, falsa, pseudo?- y defenderé que lo que hace la buena psicología es resolver los problemas psicológicos y si para ello hay que usar métodos diversos, úsense (claro que primero habrá que estudiarlos…).”

Esta es la propuesta retadora de alguien que sabe todo sobre el método.